El Buen Puesto de Comida: un nuevo proyecto proporciona alimentos saludables a precios razonables

Foto por Kathy Sturmey

POR TARA KAINER, JPIC Y KATHY STURMEY, ORGANIZADOR DE PODER DE BUENOS ALIMENTOS

El Buen Puesto de Comida, un proyecto piloto de dos años iniciado por el Comité Asesor de Acceso a los Alimentos de Kingston, Frontenac, Lennox y Addington (KFL & A), se lanzó bajo un cielo nublado, el lunes 27 de agosto de 2018, en la Escuela Secundaria Católica Regiopolis-Notre Dame. "La escuela estaba llena de estudiantes y padres, y muchos tenían curiosidad por las mesas llenas de frutas y verduras frescas y coloridas", dice Kathy Sturmey, Organizadora del Buen Puesto de Comida.

El Comité Asesor de Acceso a Alimentos comenzó como una conversación entre 23 representantes de grupos y organizaciones dentro de KFL & A, para discutir el mejoramiento del acceso a alimentos seguros, asequibles y saludables en regiones aisladas. Es convocado y financiado por el United Way of KFL & A y la Ciudad de Kingston, así como por la Fundación Comunitaria de Kingston y su Area. Su objetivo es proporcionar una solución local y sostenible para abordar el acceso a los alimentos, promoviendo así una buena salud y bienestar entre las personas y los hogares que utilizan el servicio en la región KFL & A.

Otros socios incluyen a la Unidad de Salud Publica de Kingston y su Area, a cargo de las comunicaciones y también la evaluación del programa piloto; Centro de Salud Comunitarios de Kingston (KCHC), que ocupa el puesto de organizador del Buen Puesto de Comida; y las Juntas de Escuelas Públicas y Católicas junto con la Federación de Maestros de Escuelas Secundarias de Ontario (OSSTF) para proporcionar voluntarios y puestos de Buena Comida en cinco escuelas: la Escuela Secundaria Regiopolis-Notre Dame, la Escuela Secundaria La Salle y la Escuela Secundaria Bayridge en Kingston, así como la Escuela Secundaria Sydenham en el condado de Frontenac y Napanee District Secondary School en el condado de Lennox y Addington.

Tony Deodato & Sons Ltd., suministra una variedad de productos frescos a cada uno de los puestos a precios reducidos. Se han ofrecido papas, cebollas, zanahorias, coliflor, brócoli, apio, lechuga romana, espinacas, ajo, pepinos, pimientos verdes, manzanas, bananas, arándanos y más. Los cupones pronto estarán disponibles como un medio adicional para garantizar que el costo no sea una barrera en la compra de alimentos frescos y nutritivos.

Cada puesto de Buena Comida está abierto al público en uno de los cinco sitios de escuelas secundarias una vez al mes de 3:00 a 5:30 pm. Las ubicaciones y los horarios se enumeran en el sitio de la red: www.goodfoodstand-kfla.ca

También brindan apoyo al proyecto piloto de acceso a alimentos un número significativo de organizaciones locales y proveedores de servicios relacionados con los alimentos, junto con personas que han vivido experiencias de pobreza e inseguridad alimenticia. Tanto la Oficina de las Hermanas de la Providencia de San Vicente de Paul como Community Harvest Kingston, un proyecto de JPIC, están representadas por la Oficina de Justicia, Paz e Integridad de la Creación (JPIC).

Al comenzar su tercera semana, la organizadora del Buen Puesto de Comida, Kathy Sturmey, quien también facilita un mercado para Community Harvest Kingston, informó que el impulso para el proyecto está creciendo. La asistencia y las ventas aumentaron significativamente de la primera a la segunda semana, anotó, y dos de los sitios duplicaron sus números desde la primera semana.

La gente comenzó a compartir sus historias, sus recetas y lo que estaban cenando esa noche. Dos chicas jóvenes se detuvieron para ver el puesto, hicieron muchas preguntas y se fueron con una manzana cada una. Un poco más tarde, volvieron a comprar frutas y verduras para sus familias, y luego volvieron una vez más para obtener más fruta para sus almuerzos escolares. Algunos me informaron que habían compartido la información con amigos y familiares y otros que trajeron a vecinos, familiares y amigos.
Kathy Sturmey,
Organizadora del Buen Puesto de comida

Los maestros están comprando productos para las clases de cocina nutricional, y los socios de la comunidad, como los Servicios Coorporativos de la Comunidad del Sur de Frontenac (SFCSC), han comenzado a comprar productos en el puesto. Cualquier alimento que quede al final del día será para socios que manejan bancos de alimentos y programas de comidas en su área.

Como parte de la iniciativa de reducción de la pobreza KFL & A, el proyecto piloto Buen Puesto de Comida se evaluará al final de su primer año para determinar su éxito y determinar si se ejecutará por un segundo año. ¿Ha aumentado el acceso a alimentos suficientes, asequibles y saludables para los residentes participantes? ¿Ha ayudado el programa a reducir la pobreza y promover la buena salud? Quienes participan en el proyecto tienen esperanza. Los mercados de vecindarios asequibles están demostrando ser una solución de política creativa que contribuye a la autonomía, la dignidad y el bienestar de sus residentes. Cada vez más, los alimentos se consideran un vehículo para lograr una variedad de objetivos: promover la salud, construir comunidades sólidas y diversas, proteger el medio ambiente y fortalecer la economía.

Foto por Blaine Jeffery
Contáctenos

Providence Motherhouse

1200 Princess Street, P.O. Box 427
Kingston, Ontario, K7L 4W4

613-544-4525
info@providence.ca