El Comité de Violencia Curativa llega a su fin

Los miembros del comité del último año fueron (de izquierda a derecha): la Hermana Marie Dundon, la Hermana Catherine Casey, la Asociada de la Providencia Carol Groten, la Asociada de la Providencia Barbara Baker, la Hermana Margo Shafer, el Fraile Ed Debono y la Hermana Frances O'Brien con la Hermana Dianne McNamara (oración).

POR LA HERMANA FRANCES O'BRIEN, MIEMBRO DEL COMITÉ DE VIOLENCIA SANADORA

El 2 de junio de 2018, el Comité de Violencia Curativa conmemoró 20 años de trabajo guiados por su mandato. Nos reunimos con invitados, en McKinley Hall en la Casa Madre de la Providencia, para celebrar la ocasión. La Hermana Sandra Shannon marcó el tono de la celebración con su bienvenida a todos.

La Asociada de la Providencia, Bárbara Baker, dirigió un ritual de oración en el que recibimos las 4 fuerzas elementales de la tierra, el aire, el fuego y el agua entre nosotras. En 1998, presenté los antecedentes históricos de la formación de este comité. La Hermana Margo Shafer y la Asociada Carol Groten ofrecieron una presentación de PowerPoint de las conferencias y talleres que hemos organizado desde entonces. Las participantes compartieron recuerdos de sus experiencias en los diversos eventos. Todas las presentes fueron invitadas a comprometerse a describir cómo continuarían curando la violencia a su manera. El resto del tiempo se dedicó a brindar y celebrar con comida y bebida, mientras las participantes exploraban una muestra de materiales preparados por la Hermana Marie Dundon. Fue una forma adecuada de celebrar el trabajo que realizamos en los últimos 20 años.

Carteles, folletos, libros y más de los eventos de Violencia Curativa en las últimas dos décadas. Se mostró una lista de las miembros pasados y presentes del comité para honrar a todas los que ayudaron a hacer una diferencia.

MANDATO DEL COMITÉ:

“Enraizado en la Visión y en las Declaraciones para la Misión de las Hermanas de la Providencia de San Vicente de Paúl, el Comité de Violencia Curativa avanza hacia acciones concretas para erradicar la violencia, especialmente contra mujeres y niños. Nuestro objetivo es crear conciencia, cambiar las actitudes y tomar medidas para promover la curación en todos los niveles: personal, congregacional, eclesial y social, a través de la educación, la promoción, la creación de redes y las becas”.

Revisado y aprobado por el Equipo de Liderazgo en febrero de 2016.


Las siguientes son algunas reflexiones presentadas por las miembros del comité.

Durante 20 años ha sido una experiencia gratificante servir en este comité. Fuimos inspiradas y guiadas por nuestro mandato, que leíamos juntas en cada reunión. Personalmente aprendí mucho sobre los diversos temas de violencia que abordamos a través de nuestras conferencias y talleres. Nuestra red de contactos con otras agencias sociales fue una rica experiencia para todas. La oportunidad de llevar nuestros talleres "en el camino" a las escuelas, a las reuniones de la Liga de Mujeres Católicas (CWL) y a las parroquias nos brindó oportunidades para educar para la transformación. Estoy orgullosa de nuestro trabajo y agradecida a todos los que contribuyeron de alguna manera a nuestra Misión.

• Hermana Frances O'Brien

La Hermana Frances O'Brien presentando la historia y la formación del Comité de Violencia Curativa.

Estoy impresionado de que las Hermanas tomaron la iniciativa y de que este importante trabajo continuará a través de becas.

• Fray Ed Debono


Me convertí en miembro del Comité de Violencia Curativa en el 2005, después de asistir a una sesión de capacitación sobre trata de personas patrocinada por la Conferencia Religiosa Canadiense. Como miembro del comité, tuve el privilegio de tomar una forma abreviada de la sesión de capacitación para grupos de iglesias, grupos de CWL y escuelas secundarias de la zona. Escuchar los comentarios de feligreses y estudiantes sobre su creciente conciencia y comprensión de esta forma de esclavitud en nuestro tiempo, era conmovedor. Debido a esta experiencia, permanecí en el comité promoviendo el conocimiento de muchas formas de violencia en la sociedad, incluso el abuso sexual infantil en la Iglesia. Fue un trabajo muy gratificante y satisfactorio

• Asociada Bárbara Baker


A lo largo de los años en los que he sido miembro del comité, he valorado la conciencia que cada Conferencia y lo que los talleres me han traído personalmente, y a las Hermanas y a otros participantes, acerca de cuán grave es el problema de la violencia en la sociedad. La creación de redes con otras agencias e individuos, así como con los conferencistas que hemos contratado, ha sido una experiencia maravillosa y una fuente de conexión para poder recomendar a las personas cuando se nos solicita hacerlo. Ha sido sorprendente cómo el comité ha podido trabajar de manera tan diligente y apasionada para estar disponible no solo para la planificación, sino también para ofrecer lo que tenemos para ayudar a las parroquias y cómo ha respondido la gente que asistió a través de los años. Sin duda, fue evidente en los comentarios en la celebración del 20 aniversario y debería ser una fuente de satisfacción por la forma en que nos hemos conducido.

• Hermana Catherine Casey

La Hermana Catherine Casey (izquierda) distribuye bolígrafos y marcadores conmemorativos a los asistentes al evento final.

Es gratificante trabajar con un grupo de personas que tienen la misma pasión de estudiar primero y educarse sobre diferentes aspectos de la violencia, como el abuso, la violencia de género, la trata, el abuso sexual del clero, etc., y establecer redes con otras agencias para ofrecer conferencias y talleres para crear conciencia sobre los problemas de violencia, promover la curación y también inspirar a otros a llevar adelante el compromiso de continuar con este trabajo. Estoy encantada de que la Congregación continuará con la beca que brinda oportunidades educativas y oportunidades de asesoramiento para que las víctimas continúen su viaje de sanación y construyan una vida más saludable para ellas mismas.

• Hermana Margo Shafer


Durante los preparativos del Capítulo en 1993, mi convicción personal fue que el tema de la violencia y sus consecuencias era una de las necesidades a explorar. Durante diecisiete años he tenido el privilegio de haber trabajado con las miembros del comité en este ministerio de sanación.

• Hermana Marie Dundon


Las palabras en el marcador le permiten a cada asistente considerar cómo llevarán a cabo el trabajo de curación.
Contáctenos

Providence Motherhouse

1200 Princess Street, P.O. Box 427
Kingston, Ontario, K7L 4W4

613-544-4525
info@providence.ca