La "Historia de la Misión" de Apple Hill, Pincher Creek, San Cristóbal, Edmonton y Moose Jaw...

""
Misa al aire libre, Batawa, Ontario

POR VERONICA STIENBURG

¿Sabías que las Hermanas de la Providencia de San Vicente de Paul sirvieron en La Loche y Ile-a-la-Crosse, Saskatchewan? ¿En Lancaster, Ontario? En Pincher Creek, Alberta? ¿En Entebbe, Uganda? A lo largo de su historia, las Hermanas han servido en seis provincias Canadienses y cinco países.

Los archivos están actualmente en el proceso de investigar y escribir historias del servicio de las Hermanas en varios lugares donde la Congregación ha tenido instituciones y donde Hermanas individualmente han servido. Estas historias y fotografías que les acompañan están siendo añadidas lentamente al sitio en la red. Es un proyecto largo y continuo. Hasta el momento lo que se ha recopilado no hubiese sido posible sin la ayuda de la Hermana Una Byrne. La Hermana Una ha estado como voluntario en los archivos cada tarde por más de un mes, desde la mitad del mes de febrero hasta la mitad del mes de marzo. Ella ha investigado a fondo y escrito las historias de nueve misiones en distintos lugares. Fue un placer tener su presencia tan entusiasta en los archivos.

La lista de lugares donde las Hermanas han servido no es tan interesante como lo que allí hicieron y las relaciones que construyeron con las comunidades locales. En algunas localidades, las Hermanas abrieron y condujeron instituciones y, en otras, las Hermanas sirvieron como maestras y participaron en el ministerio de parroquia y en el trabajo de catequismo. En muchos de estos lugares se volvieron parte integral de la comunidad Católica, a través de la enseñanza de la música, el trabajo de parroquia, enseñando en la escuela local Católica, como enfermeras, etc. Desde 1980, algunas Hermanas han representado a la Congregación a través de ministerios individuales en lugares tales como el Norte de Manitoba, Uganda y muchos más. La Congregación actualmente tiene presencias en Ontario, Alberta y el Perú.

Aquí escribimos un abstracto de algunas de las historias y lugares que ustedes podrán encontrar en la Internet:

Las Hermanas estuvieron a cargo del Centro de Retiro Kermaria y la Casa para Rezar en Pincher Creek, Alberta de 1979 a 1991. De acuerdo con la Hermana Mary Alberta, su ministerio en Pincher Creek empezó antes de que el centro abriera oficialmente: “Pincher Creek está a las faldas de las Montañas Rocallosas – a 55 kilometros del Parque Nacional de Waterton. Esto quiere decir ‘que habitan osos allí’ y nuestro primer ministerio empezó dos días después de haber llegado – una mujer joven cuyo marido había sido asesinado por un oso grizzli venía a rezar calladamente en nuestra capilla.”

En 1946 tres Hermanas fueron enviadas a Batawa, Ontario a enseñar en la nueva escuela Católica. Durante el primer mes las Hermanas vivieron en el convento en Trenton y el Padre Dostol de Batawa las recogía cada mañana para conducirlas a Batawa. Esto resulto ser algo peligroso ya que un mañana cuando estaba nevando el carro fue a parar al canal congelado, ¡afortunadamente nadie salio lastimado! Las Hermanas se mudaron a la rectoría en Batawa en octubre cuando el Padre Dostol se mudó al sótano de la iglesia. Vivieron en la rectoría hasta 1950 cuando el convento fue construido. Las Hermanas enseñaron en la escuela y una de ellas enseñó música, una importante fuerte de ingreso para la misión. Ellas sirvieron en Batawa hasta el año de 1975.

""
El Hospital St. Martin’s, La Loche, Saskatchewan, ca. 1977

† La Hermana Angelica Dunn, acompañada de la Hermana Marie Dumont, sirvieron como administradoras interinas de dos hospitales en el norte de Saskatchewan de abril a septiembre de 1977 cuando el Consejo Católico de Salud de Saskatchewan tomó el patrocinio de los hospitales. Las Hermanas vivieron en Ile-a-la-Crosse, donde el Hospital St. Joseph está localizado, y visitaron el Hospital St. Martin en La Loche regularmente. Les complació llegar a conocer al Chipewyan (Anishinabeg), los Cree y los Metis en el área y consideraron una verdadera satisfacción servir  a la iglesia en el norte.

""
Las Hermanas Mary Andrea y Mary Borgia con estudiantes de la Escuela St. Mary’s, en Chesterville, Ontario.

Las Hermanas enseñaron en la Escuela St. Mary en Chesterville, Ontario de 1907 a 1972. Durante la epidemia de influenza en 1918, las Hermanas no sólo se dedicaron a la enseñanza sino también fueron a las casas de los enfermos para cuidar a ambos, pacientes y sus familias. En una ocasión una de las Hermanas tuvo que regresar al convento ya que a ella misma le dio la influenza.

Más historias se irán añadiendo a la sección de Misiones en los próximos meses.

 

Contáctenos

Providence Motherhouse

1200 Princess Street, P.O. Box 427
Kingston, Ontario, K7L 4W4

613-544-4525
info@providence.ca