REFLEXIÓN: Hermana Josephine Doiron

Hermana Josephine Doiron tocando la guitarra en la misa.

Fui una de las primeras Hermanas de la Providencia en ir al Perú en 1967 y ahora volví para celebrar el 50 aniversario de nuestra presencia allí. Significó mucho para mí estar allí presente en este evento especial.

Comenzamos la celebración con las Hermanas y los Asociados participando en una misa especial para esta gran ocasión. Después de la misa, todos se reunieron fuera de la Iglesia y fue genial visitar a todos los participantes que habían llenado la iglesia. Se tomaron muchas fotos para esta ocasión especial.

Fue increíble ver y visitar a muchos viejos amigos con los que había yo trabajado. Me impresionaron mucho los múltiples cambios en el área. La mayoría de las casas ahora tenían dos o tres pisos agregados al edificio original. Estos pisos fueron hechos para cuando sus hijos se casaron. Cuando llegamos por primera vez a Perú, los edificios estaban hechos de material de paja y ahora todos están construidos con ladrillos y todos los espacios vacíos parecían estar siendo ahora utilizados para las casas. La ciudad es ahora parte del municipio más grande de Lima. La clínica de salud que se construyó durante el primer año que estuvimos allí ahora es un nuevo edificio de tres pisos.

Ahora hay muchos coches, autobuses y lo que llaman mototaxis. Hay que tener mucho cuidado al cruzar la carretera porque el tráfico es muy pesado. Los mercados han mejorado mucho y ahora son lugares muy grandes donde la gente puede comprar todos sus comestibles, ropa, etc. Además, la ciudad ahora tiene agua corriente y alumbrado público en todas las áreas. Todavía hay algunas áreas donde viven los extremadamente pobres.

La parroquia ahora está dividida en dos parroquias para satisfacer las necesidades de los feligreses. El sacerdote de la parroquia en Kilómetro 18 expresó su aprecio por todo el trabajo que había yo hecho cuando trabajé en esta área.

Los jóvenes ahora están bien vestidos y tienen Ipods, etc. y siempre están conversando con familiares y amigos. Incluso los niños pequeños tienen triciclos y bolsas para llevar sus libros escolares, etc.

Fue muy agradable ver cómo las ciudades han mejorado tanto. Incluso la iglesia en El Progreso es ahora un edificio muy bonito.

Contáctenos

Providence Motherhouse

1200 Princess Street, P.O. Box 427
Kingston, Ontario, K7L 4W4

613-544-4525
info@providence.ca