La Providencia y la costa de Madawaska

Arriba, la Hermana Betty Berrigan de St. Joseph (a la izquierda) escucha a la Hermana de la Providencia Pat Amyot describir cómo el plantar flores silvestres fortalecerá la orilla del río. A la derecha arriba, fue mucho esfuerzo escavar hoyos para 400 árboles y arbustos. En la página a la izquierda, removiendo la tierra, en la lluvia, fue una tarea muy pesada.

POR LOUISE SLOBODIAN

Hace un año, Denice Wilkins gozó de un retiro personal en la Casa de la Oración en Stillpoint en el área de Calabogie en Ontario.

Ella es una maestra del medio ambiente y naturalista retirada que estaba buscando pasar un tiempo de contemplación y silencio para pensar. Mientras que estuvo allí, notó muchas cosas que Stillpoint está haciendo ya para cuidar del medio ambiente. Con este hecho como motivación, le escribió a Stillpoint una carta con ideas de cómo expandir los cuidados que ya le dan a la creación.  Esta es la historia de cómo una de esas recomendaciones fue seguida este otoño.


Stillpoint se encuentra en el Río Madawaska en el área pintoresca del Valle de Ottawa. Hay cinco cuartos para huéspedes. Es un lugar de silencio, en un ambiente casero. Dos Hermanas administran el lugar. La Hermana Betty Berrigan, Directora de Stillpoint, es una Hermana de San José en el Canadá y su Congregación es dueña de Stillpoint. La Hermana de la Providencia Pat Amyot ha estado allí por cuatro años, trabajando al lado de la Hermana Betty haciendo desde ofrecer dirección espiritual hasta limpieza y comidas. Es el trabajo de la Hermana Pat el cuidar de los jardines, y este es un trabajo que ella ama.

Ambas Hermanas aceptaron con gusto las recomendaciones que Denice les dio. Entre muchas cosas, ella sugirió reducir el tamaño del pasto, plantando árboles nativos y cortando el pasto solamente en caminos por donde caminar, así como el dejar pilas de maleza como vivienda para los animales salvajes. Además de estas recomendaciones, ofreció conectar a Stillpoint con Watersheds Canada, una organización sin interés lucrativo que se dedica a restaurar medio ambiente en las costas y orillas de los ríos y lagos. Watersheds escribió una propuesta de fondos y el Departamento de Pesca y Océanos le dio a Stillpoint fondos para plantar en su costa. La contribución de Stillpoint fue la de buscar ayuda voluntaria.

Mucha preparación se hizo antes de los días que se asignaron para plantar. Watersheds trajo los árboles, arbustos y flores salvajes, y junto con el personal se especificó donde se plantaría todo. StillPoint trajo a las personas voluntarias: Uno de las cocineras y su hermano, la sobrina de la Hermana Betty y cuatro hermanos de la Hermana Pat, junto con la Hermana Pat. Empezó a llover duro. Sin embargo, las 12 personas plantaron más de 400 árboles y arbustos el primer día – los trajeron primero a su lugar, escavaron los hoyos, los emparejaron. Al día siguiente, un viernes de octubre, llovió aún más. La Hermana Pat tuvo que pelar capas empapadas sólo para comer. Pero ella y la cocinera Jasmine, plantaron 400 flores silvestres. Todo estaba hecho pajote. Con la lluvia cayendo no se tuvo que regar nada, ¡por lo menos! Watershed, que tuvo que limpiar todo después, dijo que nunca había visto una manera más eficiente y con tanta habilidad plantando que este grupo y que se hizo todo mucho más rápido de lo que hubiesen imaginado

¿Cómo beneficiará todo lo que se plantó? ¡Para una gran variedad de cosas! Como parte del sistema de electricidad de Ontario, el Río Madawaska tiene presas y estaciones que generan electricidad a lo largo de él, todas controladas en Toronto. El nivel del agua puede subir o disminuir casi un pie cada vez. Estos cambios de nivel crean erosión adicional. El plantar árboles y arbustos ayudará a proteger de lo anterior. Las raíces asegurarán el suelo y estabilizarán la orilla.

La plantación también proveerá de un hermoso medio ambiente, saludable para la vida salvaje, desde ranas hasta mariposas y pájaros cantantes. Y ayudará a mejorar la calidad del agua en el río al filtrar lo que escurre. Con todo lo que se ha plantado allí, se tendrá que podar menos pasto lo cual salvará dinero y mejorará el medio ambiente al no contaminarlo tanto de carbono. Una ventaja más de interrumpir el cortado del pasto antes que alcance la orilla es que los gansos no vendrán más a la propiedad a dejar sus ofrendas.

Cuando la Hermana Betty Berrigan escribió el proyecto para su Congregación de St. Joseph, dijo que la importancia de cuidar la orilla de la propiedad en Stillpoint era precisamente, “atender de manera concreta, a nuestro mandato del Capítulo.” El enfoque de la reunión congregacional del Capítulo 2016 fue: “Nuestro trabajo es el de sostener un convenio con cada una de nosotras y con el bien común… relaciones dentro de la Congregación – relaciones con la Tierra.”

La Hermana Pat Amyot siente de la misma manera, que el trabajo refleja la Declaración de la Misión 2015 de las Hermanas de la Providencia “… Compartiendo nuestros recursos financieros, humanos y espirituales, promovemos la justicia y paz para toda la creación.”

La Hermana Pat ve la mano de la Providencia en todo el proyecto. En oración, la imagen de un río fluyendo – quizás tal y como el Madawaska – ha venido a su mente. El río tiene una fuerte resaca, juntando los muchos canales de la Providencia. Esos canales incluyen al huésped de Stillpoint, Denice la experta en el medio ambiente; Watersheds.ca y el ministerio del gobierno que respondieron; la Hermana Betty y la Congregación CSJ; voluntarios; y la Hermana Pat y su Congregación de la Providencia.

A la Hermana Pat, la Providencia hizo los arreglos – lo único que se requirió fue dar un sí. Ese Sí trajo no sólo el regalo de un proyecto maravilloso, pero salud personal también. “Es increíble como el medio ambiente nos renueva,” dice la jardinera y salvadora de semillas. “Lo único que debemos de hacer es poner de nuestra parte.”

Contáctenos

Providence Motherhouse

1200 Princess Street, P.O. Box 427
Kingston, Ontario, K7L 4W4

613-544-4525
info@providence.ca